>>BLOG <<

trucos para fotografiar tormentas

Cosas a tener en cuenta para fotografiar tormentas

5 nov 2018

Estos días la meteorología no nos da tregua y lloverá en muchos puntos. Pero desde aquí queremos ver estos días lluviosos como una gran oportunidad para echar fotos a las tormentas. Personalmente me fascinan y creo que tiene mucho mérito el ser capaz de captar ese momento. Son tan sólo unos instantes de luz y eso es lo que lo convierte en un reto.

Para empezar, sobretodo necesitaremos un trípode. Aunque veamos diferentes puntos de caída de rayos, nos volveríamos locos si vamos persiguiéndolos. Os recomiendo fijar en un punto fijo la cámara. Siempre podéis modificar después de un rato, pero dejarla bien quieta.

Elegiremos un tiempo de obturador de 30 segundos o más, por lo que lo ideal sería tener un disparador remoto para evitar movimientos y temblores en la cámara. De ésta manera captaremos mejor la luz y tendremos más probabilidades de capturar un rayo… o dos.

Para esta velocidad de obturador debemos tener varias cosas en cuenta:

-Por un lado, la luz. Si tenemos muy poca luz podemos poner el modo bulb. Pero si hay mucha luz, 30 segundos pueden ser demasiados, por lo que, para que no nos quede demasiado clara, podemos empezar por un tiempo inferior, como 15 segundos. Para el diafragma estaremos en valores de entre 11 y 16.

-También sería interesante disponer de baterías de respuesto ya que las largas exposiciones consumen mucha batería.

¡Eso es todo! Mucha paciencia y a disparar.

 

Fotografiar la luna

24 oct 2018

Hoy tenemos luna llena y hemos pensado estrenar este blog con algunos consejos y elementos a tener en cuenta a la hora de fotografiarla por si alguien se anima a sacar su cámara de fotos esta noche.

Como es lógico, lo ideal sería estar en un lugar lo más oscuro posible y con poca contaminación lumínica. Aunque seguramente muchos nos conformaremos con el balcón de nuestra casa. Aún así, como estamos trabajando con fotografía nocturna, el trípode es imprescindible. También estaría bien tener un mando a distancia para activar el disparador, ya que tendremos que trabajar con la distancia focal máximaque nos permita nuestro zoom, por lo que de ésta manera evitaremos movimientos.

La luna emite mucha luz y para que no nos aparezca quemada y podamos apreciar sus surcos y superfície rugosa, es necesario utilizar una ISO mínima. Para la velocidad, tenemos que buscar un punto medio para que no nos quede ni muy oscuro ni muy movido, por lo que nos moveremos con valores medios. A partir de aquí, se puede ir jugando con el diafragma, empezar con 1/25″ e ir corrigiendo para que al final veamos la luna en todo su esplendor.

Esperamos que estos consejos os hayan servido y que compartáis con nosotros vuestras fotografías. ¡Buenas noches y hasta el próximo post!

(Fotografía by: Isabel Herrera)

 

 

Top